Motoasaltantes matan a joven trabajador que recién le entregaba su sueldo a su madre

Policiales 07 de noviembre de 2018 Por
Un joven de 22 años falleció ayer de madrugada tras ser baleado cobardemente en la vereda de su casa, en el barrio Ka’aguy Kupe de Mariano Roque Alonso, por motochorros que intentaron arrebatarle el celular y la billetera.
un-grupo-de-familiares-y-amigos-se-reunen-en-el-sitio-donde-el-joven-fue-atacado-cobardemente-por-los-criminales-quienes-escaparon-con-las-man_889_573_1684513

La víctima fue identificada como Jorge Armando Sosa Insfrán (22), quien acusó un balazo en la espalda. El joven fue auxiliado en el lugar y luego derivado al hospital central de Instituto de Previsión Social (IPS), donde se produjo su muerte horas después. Aparentemente, el proyectil afectó varios órganos vitales.

Según sus allegados, Jorge había iniciado la carrera de licenciatura en informática, pero hace dos años se vio obligado a dejar sus estudios ya que consiguió un trabajo estable, en una fábrica de plástico.

Precisamente, en la noche del lunes, alrededor de las 22:30 el joven llegó a su casa y junto con su novia fueron a bordo de una moto hasta un cajero ubicado sobre la ruta Transchaco, para retirar su salario del mes.

Minutos después regresaron y Jorge entregó gran parte del dinero a su madre, como acostumbraba hacerlo, luego guardó la moto y acompañó a su novia hasta la vivienda de esta. Debido a que la casa de la mujer quedaba a pocas cuadras hicieron ese trayecto a pie. A su regreso Jorge se sentó en la vereda de su residencia, mientras intercambiaba mensajes con uno de sus primos, con quien jugaba “play” los fines de semana.

En ese momento aparecieron los maleantes, quienes estaban a bordo de una motocicleta sin matrícula. Aparentemente, la víctima se percató de las intenciones de los desconocidos, por lo que giró hacia su costado izquierdo para arrojar el celular a su patio. En ese momento uno de los criminales le disparó; el proyectil ingresó en la espalda, ligeramente hacia el costado derecho y la víctima cayó al suelo. En tanto, los maleantes escaparon con las manos vacías, señalaron.

Fuente: ABC Color