¿Por qué se celebra el Día de Todos los Santos?

Mundo 01 de noviembre de 2018 Por
El 1 de noviembre se celebra el Día de Todos los Santos. A lo largo de esta jornada, los cementerios se llenan de flores y de personas que aprovechan esta festividad para visitar y adornar las tumbas de sus familiares. Se trata de una tradición que todos hemos presenciado año tras año, pero de la que muy pocos conocen sus orígenes.
PAG-11-A-1

La Iglesia Católica fue la responsable de la instauración del Día de Todos los Santos. Los orígenes se remontan a principios del siglo IV, en el contexto de la persecución liderada por Diocleciano.

Ésta fue conocida como la ´Gran Persecución´ y es recordada como la última y más sangrienta persecución que el Imperio Romano llevó a cabo contra los cristianos. La masacre consecuente de estas persecuciones dio como resultado miles de muertos, a los que la Iglesia consideró como mártires.

Con la intención de venerar a todos estos mártires, la Iglesia decidió buscar un día en su honor. Al principio no hubo una fecha fija para rendir homenaje a todos estos muertos y no fue hasta la llegada del Papa Gregorio III, allá por el siglo VIII, cuando se fijó el 1 de noviembre como Día de los Difuntos.

La celebración del Día de Todos los Santos quedó definitivamente instaurada el 1 de noviembre en el siglo IX. Fue el papa Gregorio IV el encargado de oficializar esta festividad, que perdura a lo largo de los siglos y la historia.