Con drogas, armas y municiones, atrapan a sobrino de Cucho junto a su esposa y suegro

Policiales 12 de septiembre de 2018 Por
Agentes de la subcomisaría 51ª los detuvieron en la noche del lunes, y de su poder fueron incautados más de 15 kilos de cocaína, crack, armas de fuego y municiones. Según los detenidos, todo lo que tenían pertenecía al presunto narco Reinaldo "Cucho" Cabañas.
222

El procedimiento se llevó a cabo a las 22:20 a dos cuadras de la sede policial (fracción Acaray del barrio Don Bosco), cuando los aprehendidos se movilizaban a bordo de un automóvil. 

Los detenidos están identificados como Héctor Alejandro Larrosa Ríos, sobrino de “Cucho”, Víctor Manuel Encina Arriola suegro del primero y Tania Monserrat Encina, esposa del sobrino del narco, todos domiciliados en el Km 7, fracción Acaray del barrio Don Bosco de Ciudad del Este.

41682270_2130218263904553_5493874465689305088_n

Según el informe policial, a la hora indicada, los ahora detenidos circulaban en un automóvil de la marca Toyota, Gaia, con matrícula DAC 200, en cuyo interior transportaban una pistola automática cal. 45 mm marca ABA, perteneciente a la Armada Argentina; una pistola Bereta cal. 9mm y varios cartuchos de distintos calibres; 5.56mm cal. 45mm, 9mm. A su vez, fueron incautados 15 kilos de supuesta cocaína, 1,800 kilos de crack, 50 unidades de adrenalina en ampolla y una balanza de precisión.

Inmediatamente, los intervinientes comunicaron el hecho a la unidad especializada de lucha contra el narcotráfico, a cargo del fiscal Manuel Rojas, y a los agentes de Antinarcóticos de la Policía Nacional, regional Alto Paraná para el trabajo de análisis primario de campo y pesaje de las sustancias halladas en poder de los detenidos.

El sobrino del presunto narcotraficante Reinaldo Javier Cabaña, alias “Cucho” confesó a los agentes policiales que todo lo que tenían en su poder era propiedad de “Cucho”. Relató que el día de los sucesivos allanamientos, un secretario del presunto narco le llevó una maleta para que le guarde. Recién ayer se animó a mirar su contenido, encontrándose con las drogas y armas. Según los capturados, su intención era despojarse de las evidencias, pero cayeron en manos de los policías antes que de pudieran deshacerse de los estupefacientes y las armas.