Muerte de funcionario y repudio a los Zacarías

Locales 02 de septiembre de 2018 Por
Un funcionario municipal que se dirigía a su vivienda, supuestamente después de hacer guardia frente al domicilio de la familia Zacarías-McLeod, murió al ser arrollado por un automóvil.

El accidente ocurrió el sábado por la noche sobre la Ruta 7, en Ciudad del Este. La víctima es Marcelino Molas Villalba (47), morador del barrio Pablo Rojas de Ciudad del Este. Según reportó la periodista Tereza Fretes, el hombre se estaba viajando con rumbo a su casa en una motocicleta Star, modelo SK 125, cuando fue atropellado al intentar cruzar la Ruta 7, frente al hospital del Instituto de Previsión Social de la capital departamental.

El automóvil que lo embistió es un Nissan March, conducido por Alejandro Miguel Centurión Cuenca (30), que circulaba en dirección este. Según el acta policial, no pudo evitar la colisión debido a que la motocicleta le salió al paso de manera repentina.

El motociclista murió en el acto al ser lanzado al pavimento por el impacto, y el biciclo fue arrastrado por el automóvil hasta impactar contra un árbol, a varios metros de distancia.

Por disposición de la fiscala Juliana Giménez, el conductor del automóvil fue sometido a un alcotest, cuyo resultado arrojó negativo

HERMANO CULPÓ A LOS ZACARÍAS

Cristino Molas, hermano de la víctima, llegó hasta el lugar del accidente y lanzó duras acusaciones contra el senador Javier Zacarías y la intendenta Sandra McLeod. Aseguró que los citados obligan a los funcionarios municipales a permanecer frente a su vivienda para evitar ser escrachados por opositores.

“Les dicen que vengan a hacer guardia, ellos (los funcionarios) tienen que venir. Por culpa de esos bandidos, mi hermano murió. Le responsabilizo a Javier Zacarías. A cada uno le dice para hacer guardia fuera de horario de trabajo”, lamentó Cristino Molas.

El senador Zacarías negó que el funcionario fallecido hacía guardia en su casa. “Aclaro que mi amigo hoy fallecido nunca hizo guardia en mi casa y que en donde vivimos con mi señora y familia no existe ningún funcionario pagado por la Municipalidad”, expresó en su cuenta del Facebook. La denuncia no es que se trate de un funcionario municipal que cumple labores en la residencia, sino que es obligado a montar vigilancia, mientras dure el escrache.

En otra parte de su comunicado, el senador manifestó su repudio a la utilización política de la muerte del trabajador, pero a reglón seguido hizo una declaración política. “Dejen de mentir y dejen por favor en paz por lo menos a los muertos y a los que sufren por la desgracia de la pérdida de un ser querido, ganen elecciones trabajando por la gente y no agrediendo, mintiendo y utilizando la violencia como método de hacer política”.

FUENTE - ABC DIGITAL